la Gralla

La Gralla Seca: Tradición y Dedicación

La gralla seca es de la familia de los oboes populares, es un instrumento de viento aerófono de lengüeta doble constituido por un tubo de madera tronco-cónico de unos 36 cm de longitud, un tudel y una inxa (lengüeta doble). Es un instrumento de calle y por lo tanto, su sonoridad debe ser estridente y clara y su afinación debe ser perfecto. El hecho de que sea un instrumento tradicional, popular y de raíz te obliga a tocarlo con dignidad, lo que significa hacerlo sonar afinado y con un sonido potente, fuerte, con mucho volumen pero agradable en el oído, principal motivo de mi dedicación y esfuerzo en mejorar y facilitar la afinación y el sonido.

Un instrumento tradicional catalán

El timbal o la caja es el compañero inseparable de las grallas, forma parte de los instrumentos catalanes de ritmo y percusión. La madera utilizada para construir grallas puede ser de muchos tipos, pero lo importante es que sean maderas compactas, de alta densidad, poco porosas, resistentes a la humedad y sobre todo que sean maderas sonoras. Tradicionalmente se habían fabricado de azufaifo (y todavía se hacen) pero hoy es más habitual construirlas de ébano, boj, palisandro, granadilla, etc. También se hacen de bubinga, pero es madera muy porosa y no recomendable para realizar instrumentos de viento.

Características esenciales de la gralla

Tesitura: Sol 3 a Sol 5

Madera: Palrosa, Boix, Banús, Granadilla.

Anillado y Tudell: Latón

Sonido: Instrumento de calle, potente, fuerte, con mucho volumen.

Medidas: Diámetro campana 6.5 cm, Largo 36 cm. Incluye la caña (incha) y el tudel.